Este anillo conectado monitoriza las constantes con un ambicioso objetivo en mente: detectar a tiempo enfermedades crónicas

Advertisement
Foto: Archivo

Tras los smartwatches, llegan los “anillos inteligentes”. El ‘Movano Ring’ se presenta en el marco del CES 2022 con la idea de competir contra el ‘Oura Ring‘, el hasta ahora único anillo conectado que estaba disponible comercialmente. Estamos ante un anillo con un minimalista diseño que esconde toda una serie de sensores para conectarse con el móvil.

Como si fuera un reloj conectado al uso, el anillo de Movano detecta el ritmo cardíaco, la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), el sueño, la respiración, la temperatura, el nivel de oxígeno en sangre, los pasos o las calorías. Sin embargo, en vez de apostar por convertirse en un monitor de nuestra actividad, los datos que monitorice este anillo serán enviados a la aplicación para intentar encontrar patrones entre ellos a largo plazo.

La validez médica de estos dispositivos todavía tiene que ser aprobada

Foto: Archivo

Movano aspira que su anillo conectado también controle la glucosa y la presión arterial y se encuentra realizando ensayos clínicos para recopilar más datos mediante radiofrecuencia. Sin embargo, todos estos usos tienen que contar con la aprobación de la FDA (‘Food and Drug Administration’, equivalente a la Agencia Europea del Medicamento en EE.UU).

El anillo puede ser utilizado por cualquier persona, aunque desde Movano explican que está especialmente diseñado para mujeres. Como ocurre con otros dispositivos de fitness y salud, los datos del anillo podrán ser visualizados a través de una aplicación para móvil dedicada.

Uno de los objetivos de Movano es luchar contra Oura y de ahí que planteen un precio de partida más económico. Mientras el actual referente de los anillos conectados parte de los 300 euros, este Movano será más económico según aseguran sus creadores. Por el lado contrario, Movano plantea un servicio de suscripción

Advertisement
 que podría situarse por encima de los 6 dólares al mes que cuesta el de Oura.

La predicción de enfermedades crónicas apunta a ser el objetivo a largo plazo de la compañía. Por el momento, según las capturas de pantalla de la aplicación, no deja de ser un análisis visualmente atractivo combinando varios factores, como el sueño y el ejercicio.

Según describe a The Verge el Dr. John Mastrototaro, CEO de Movano, el objetivo es que este anillo consiga en el futuro la clasificación de Clase II y que se toman la regulación médica muy en serio.

El lado negativo de este interesante wearable es que el anillo de Movano no estará disponible hasta la segunda mitad de 2022. Demasiados meses de espera para un dispositivo que por el momento es más promesa que realidad, pero que ejemplifica bien qué están intentando conseguir los dispositivos de esta nueva categoría de anillos conectados.

Vía XAKATA

Advertisement
Advertisement