Fiscal denunciada se encargará de la Sección de Escuchas Telefónicas del MP 

Advertisement

La fiscal María José Reynoso fue ascendida  y será la encargada de la Sección de Escuchas Telefónicas en la Unidad de Métodos Especiales del Ministerio Público (MP), ella estuvo asignada en la Fiscalía de Asuntos Internos y a cargo de la investigación de supuesta filtración de información del despacho de la fiscal general Consuelo Porras. 

Su nombre salió a luz pública luego de una resolución de la exjueza Erika Aifán, quien ordenó que fuera investigada por posible obstrucción de justicia, por negarse a  informar acerca de los funcionarios del MP que figuraban en dicha pesquisa. 

Aifán era la contralora de ese expediente judicial e hizo la solicitud de información luego de que Reynoso envió un oficio comunicando que ella sería la encargada del mismo, y que este ya no seguiría en la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI). Sin embargo, luego se negó a cumplir con la orden de la entonces jueza. 

A criterio de la exfuncionaria judicial, Reynoso pudo incurrir en los delitos de desobediencia, asociación ilícita y obstrucción a la justicia al no haber querido responder al requerimiento que hizo con un plazo de tres días.

“Respetuosamente solicito que se tomen las acciones necesarias para evitar el ocultamiento de información y garantizar la independencia judicial en este caso, así como el cese de las acciones intimidantes y amenazantes”, indica el informe enviado en enero de este año. 

El MP confirmó que el ascenso se dio el pasado 24 de marzo, aunque no precisó el estado en el que se encuentra la investigación contra la fiscal por orden de Aifán, se confirmó que la misma está en Asuntos Internos.  


La exjueza Erika Aifán ordenó  investigar a Reynoso por posible obstrucción de justicia.

El caso

El proceso que originó ese fallo está relacionado con la declaración del abogado Marco Aurelio Alveño, quien reconoció que cooperó con Paola Mansilla, extrabajadora de Aníbal de León, asesor de la Fiscalía General, para contactar a personas vinculadas a casos que investigaba la FECI y apartarla de esos procesos.

De acuerdo con el testimonio, Mansilla habría asesorado a Alveño para redactar una “fórmula” y que de esta manera se solicitara apartar a la FECI de algunos casos

Advertisement
 en donde también se ampliaba el plazo de recibimiento de dichas solicitudes a cambio de recibir una suma de dinero. Él admitió que de esa manera se logró apartar a la fiscalía de dos casos.

Una fuente comunicó que la intención del traslado de la investigación fue que la misma no continuara a cargo de la exjueza de Mayor Riesgo “D”, Erika Aifán, para que un juzgado ordinario tuviera asignado el expediente y proteger a posibles implicados. 

Unidad clave del MP

Esa Unidad de Métodos Especiales se creó en 2008, mediante un acuerdo entre el MP, el Ministerio de Gobernación y la CICIG, para implementar el sistema de interceptaciones telefónicas y otros medios de comunicación, que establece la Ley contra la Delincuencia Organizada.

En 2014, cuando la  CICIG operaba en el país donó el software y el acompañamiento técnico para capacitar al personal de la UME, según un informe de la Instancia Coordinadora para la Modernización del Sector Justicia.

En febrero de 2019, Consuelo Porras nombró a Vilma Perdomo para dirigir la UME, pero tras divulgarse las publicaciones en las que Perdomo respaldaba al expresidente Jimmy Morales, fue separada del cargo por solicitud de la misma fiscal. 

Pidió capturar a personal de la  FECI

María José Reynoso, en la Fiscalía de Asuntos Internos, fue quien gestionó los procesos en los que se ordenó las aprehensiones en contra del exjefe de la FECI, Juan Francisco Sandoval, así como contra el exfiscal Rudy Hererera y sus auxiliares que investigaron el caso Comisiones Paralelas 2020.

Advertisement
Advertisement