Giammattei y Bukele habrían intentado ayudar a los hermanos Martinelli

Advertisement

El diario panameño La Prensa detalla el plan de los hijos del expresidente Ricardo Martinelli, para evitar su extradición hacia Estados Unidos.

Los hermanos Martinelli, Ricardo y Luis Enrique, hijos del exmandatario panameño Ricardo Martinelli, fueron capturados en Guatemala con orden de extradición a Estados Unidos, por el delito de conspiración para cometer lavado de dinero.

La captura se dio el 6 de julio de 2020 en el Aeropuerto Internacional La Aurora.

Una investigación publicada por La Prensa de Panamá, señala que en Guatemala, los hermanos Martinelli recibieron ayuda para evitar su extradición y obtener tratos especiales en la cárcel. Según la investigación los asesores, tanto del presidente salvadoreño Nayib Bukele y de Alejandro Giammattei se encargaron de los acercamientos.

“El expresidente Martinelli, por medio de su amigo Santiago Fascetto, habría contactado al estratega panameño de Comunicaciones cercano al presidente guatemalteco Alejandro Giammatei, Poll Anria. Además, Martinelli habría sostenido al menos dos conversaciones telefónicas directas con Giammattei”, detalla la investigación. 

La averiguación asegura que en esas llamadas, “la solicitud fue mantenerlos detenidos en un lugar seguro. En consecuencia, los jóvenes en vez de ser trasladados a una prisión regular, fueron enviados a una prisión militar, la de la brigada militar Mariscal Zavala, donde gozarían de privilegios, como una suite de varios cuartos y acceso a pedidos especiales de comida, sexo, licor y visitas”.

Ayuda en El Salvador

La publicación, señala que los hermanos Martinelli también pudieron obtener ayuda de políticos salvadoreños, incluyendo al presidente Nayib Bukele, para facilitarles refugio mientras intentaban llegar a Panamá.

“La historia empieza con el contacto entre los hermanos Martinelli y Damián Merlo, un reconocido lobista estadounidense nacido en España, de familia argentina y residente en Miami, donde también vivían ellos hasta noviembre de 2018, cuando fueron detenidos por las autoridades estadounidenses”, aseguran.

Según el reportaje, los hermanos Martinelli habían colaborado con el FBI en las pesquisas por lavado de dinero de la constructora Odebrecht, pero cuando llegó la hora de firmar los documentos, se negaron.  Fue así como decidieron salir de Estados Unidos evadiendo controles migratorios. “Se fueron por mar a Bahamas y de ahí iniciaron su regreso a Panamá”, indica la investigación. Luego que no pudieron entrar directamente a Panamá, el presidente salvadoreño habría accedido a recibirlo para luego trasladarse a Guatemala, en donde permanecieron al menos seis días.

Advertisement

En El Salvador, Bukele habría “enviado  a un equipo de escoltas de confianza a recibirlos en el aeropuerto y llevarlos a donde se quedarían mientras se arreglaban los problemas surgidos”, indica la nota.  Y luego “Merlo les suministró a los hermanos una ruta alterna a la de uso habitual y, en consecuencia, poco vigilada, para evadir las calles principales de El Salvador y entrar discretamente a Guatemala, sede del Parlacen, donde también recibirían ayuda”.

El 6 de julio, el día de su captura, los hermanos Martinelli intentaban emprender el viaje hacia Panamá, pero la empresa guatemalteca que los trasladaría se negó a hacerlo luego de conocer la situación legal de ambos en
EE. UU. y ellos entonces decidieron “pedir el avión del papá”.

Extraditados

Luis Enrique Martinelli fue extraditado el 15 de noviembre de 2021 a EE. UU. y su hermano, Ricardo, el 10 de diciembre de 2021 desde Guatemala. Ambos se declararon confesos del delito de conspiración para lavar dinero y prometieron entregar dinero de las coimas a las autoridades estadounidenses. La sentencia se dictará el próximo 13 de mayo.

Fuente: El Periódico

Advertisement
Advertisement