Una familia descubre que cinco osos hibernaban debajo de su casa en EE.UU.

Advertisement

Para que los animales desalojaran la zona, hubo que asustarlos, de tal forma que creyeran que el lugar ya no era seguro.

Foto: Archivo

Tras oír durante todo el invierno “ruidos extraños, parecidos a ronquidos”, una familia de South Lake Tahoe, en el estado de California, EE.UU., descubrió que una osa y cuatro oseznos habían estado hibernando debajo de su casa.

Solo cuando los animales despertaron, los inquilinos hallaron una explicación a los inusuales sonidos, de los que sus vecinos, sin embargo, no se habían percatado.

Una vez resuelto el misterio, la familia recurrió a la ayuda de la organización BEAR League para que “desalojaran” a la osa y a sus cuatro cachorros, tres biológicos y uno adoptado, que vivían debajo la casa, reza el post del grupo de Facebook (red social perteneciente a la compañía Meta, calificada como organización extremista en Rusia, donde está prohibida).

BEAR League explica que a la hora de hibernar, los osos entraron en un área de baja altura de la casa que da acceso al cableado y a las tuberías, donde se instalaron.

La directora ejecutiva de la organización, Ann Bryant, señaló a HuffPost, que el proceso para conseguir que los osos desalojaran la zona pasaba por “asustarlos”, de tal forma que la madre “creyera que ya no iba a estar segura allí”. En este sentido, agregó que los voluntarios nunca dañan a los animales

Advertisement
 físicamente, aunque “a veces sí hieren sus sentimientos”.

Además, el equipo colocó “una barrera eléctrica” en el sótano abierto para evitar que accedan más osos a este espacio. Al mismo tiempo, la jefa del grupo recalcó que todos los días los voluntarios suelen retirar a varios de estos animales que viven en el área debajo de las casas. Se estima que cada invierno entre 100 y 150 plantígrados intentan hibernar alojándose en los hogares en la zona de South Lake Tahoe, si bien se trata de un problema que tiene fácil solución.

“La gente tiene que asegurarse de que los sótanos estén cerrados antes de que los osos entren, especialmente en otoño, cuando buscan guaridas para hibernar”, dijo Bryant a HuffPost.

Con información de RT

Advertisement
Advertisement