Los países con más (y menos) percepción de corrupción en América Latina

Advertisement

La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico que afecta particularmente a la mayoría de los países en América Latina. El último reporte de Transparencia Internacional, con cifras de 2021 y que evalúa el problema en todo el mundo, revela que la región sigue estancada y prácticamente no muestra avances en su lucha contra la corrupción.

La organización no gubernamental establece un ranking de 180 países, en el que 0 puntos corresponde a aquellos en los que hay total percepción de corrupción y 100 a aquellos donde se considera que no existe. Venezuela es donde esta percepción es la más alta en Latinoamérica con tan solo 14 puntos y en la posición 177 de toda la lista. Le siguen Nicaragua y Haití con un puntaje 20 y luego Honduras, con 23 puntos.

En el otro extremo, Uruguay es donde menos se percibe corrupción en la región y con 73 puntos ocupa el lugar 18 a nivel internacional. Luego vienen Chile (67 puntos), Costa Rica (58) y Cuba (46). Son los únicos cuatro países de América Latina que superan la puntuación media de 43 en toda América.

El estudio se basa en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC), elaborado a partir de las evaluaciones que varios expertos del sector privado realizan sobre el nivel de corrupción en la vida pública de un país, en especial en la economía, la política y la administración.

Centroamérica, marcada por la corrupción


Transparencia Internacional pone el ojo este año en Centroamérica, donde muestra especial preocupación por el creciente autoritarismo en Nicaragua y El Salvador.

Advertisement

En Nicaragua, la concentración de poder en el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo ha permitido que se violen los derechos humanos y se pasen por alto las elecciones, denuncia la organización. En El Salvador el gobierno del presidente Nayib Bukele ha restringido cada vez más el acceso a la información, según Transparencia Internacional, acosando a sus críticos y ha mostrado una “grave” falta de transparencia en el gasto de fondos públicos.

Bukele, quien no se ha referido a este informe, ha optado por responder a este tipo señalamientos de forma irónica. En septiembre pasado puso en su biografía de Twitter “Dictador de El Salvador” y “El Dictador más cool del mundo mundial”.

Con información de CNN

Advertisement
Advertisement