Silencio en el MP por contaminación en El Estor

Advertisement

La Gremial de Pescadores Artesanales de Estor presentó una denuncia en 2017

En 2017, los pescadores denunciaron la mortandad de los peces y una mancha roja en el lago de Izabal.

Ni el Departamento de Comunicación Social ni el fiscal de Delitos contra el Ambiente, Yoni Morales, respondieron a las consultas de el medio de comunicación elPeriódico sobre la ruta que ha tomado la investigación por posible contaminación en El Estor, Izabal.

En 2017, un grupo de pescadores denunció la mortandad de peces y una mancha roja en el lago de Izabal, que se atribuye a deshechos de la mina. La serie de reportajes periodísticos a escala mundial, Secretos de la Mina, documenta que la compañía sabía de la contaminación.

“Mediante una inspección del departamento de Gestión Ambiental, se determinó la presencia de material sedimentado en el canal de salida de la planta de proceso. Se observó, que luego de fuertes lluvias, el material alcanzó el lago de Izabal”, de acuerdo con una comunicación interna de Pronico (Compañía Procesadora de Níquel de Izabal, S.A.) que forma parte de los documentos filtrados al consorcio Forbidden Stories.

La vasta información hackeada a la compañía ruso-suiza que opera la mina ha dado lugar a diferentes publicaciones, como la que se titula Los estragos del metal del diablo. Este reporte señala que los documentos de “los análisis de agua realizados en interno por Solway fueron presentados por Forbidden Stories y sus socios a varios expertos independientes, cuyas conclusiones fueron inequívocas: hay residuos mineros no controlados en los ríos aledaños y en el lago de Izabal”.

Advertisement

Ante la falta de respuesta a sus quejas por la contaminación, los pescadores y otros pobladores protestaron varias veces, incluso bloquearon la carretera a la mina durante varios días. Ante una denuncia de la empresa, por supuesta retención de personal, se pidió la captura de varios pobladores. El periodista Carlos Choc ha sido criminalizado por reportar desde El Estor la contaminación, las demandas de los pescadores y la población, así como la muerte de un vecino durante un Estado de Sitio en El Estor, en 2017.

Fuente: El Periódico

Advertisement
Advertisement