“Entraron por el techo”: Zamora narra cómo irrumpieron en su casa

Advertisement

El viernes 29 de julio las autoridades detuvieron a José Rubén Zamora, presidente del diario elPeriódico, denunciante de supuestos actos de corrupción del gobernante Alejandro Giammattei y de la fiscal general Consuelo Porras, sancionada por Estados Unidos.

En redes sociales, Zamora, expuso la cronología del allanamiento en su casa de la zona 12 y donde los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y fiscales del Ministerio Público (MP) ingresaron por el techo irrumpiendo la tranquilidad del resto de la familia del comunicador. 

Según narró Zamora, la semana comenzó con el desafío de completar el pago del Bono 14 para los empleados del medio.  Además, esa semana recibiría la visita de su hija política y nietos.  

“Aterrizaron al mediodía y en cuanto llegaron a su vieja casa de la zona 12, en la colonia El Carmen, almorzamos el extraordinario guacamol de la Petro, frijoles, queso y unas buenas longanizas, entre otras viandas”, explicó Zamora, quien además, añadió que pasadas las 15:30 horas despidió una visita que acudió a platicar de algunos temas a su casa. 

Según el periodista, mientras su familia descansaba ya cercano a las 16:00 horas, agentes ingresaron por el techo de la vivienda y llegaron a la cocina, asustando así a su nuera y nietos. 

“Por un momento pensé que era otro allanamiento, otra visita clandestina de los demonios terroristas del Estado, similar a la que habíamos sufrido el 23 de junio de 2013, orquestada por Alfonso Portillo, Carlos de León, Marco Tulio Abadío y las huestes del FRG, comandadas por Zury Ríos y su padre, el general Chusema”, agregó Zamora. 

Su nuera, comenzó a grabar y a pedir explicaciones “fueron presas de un ataque de pánico. Ellos vienen de un lugar decente y civilizado, donde prevalecen las leyes”, añadió. 

Advertisement

Zamora explicó que la fiscal fue descontrolada y amenazó a María José de capturarla.  “Le confiscó el celular, el pasaporte y los de los niños”, agregó.

“La fiscal no cambió de opinión sobre la captura de María José, sino hasta horas más tarde, cuando con aires de benevolencia y arbitrariedad entró a la casa para indicarnos que gracias a su sentido de tolerancia ya no capturaría a mi hija”, contó Zamora. 

El registro de la vivienda 

Según el periodista, el registro de la casa duró más de dos horas y lo único que pudieron obtener los agentes y fiscales fueron sus celulares de forma voluntaria.

“Aun así en el acta consta que ellos los “secuestraron”, narró Zamora. 

Entrada la noche, la hija de Zamora y sus nietos se refugiaron en una habitación.  Mientras esperaban más del operativo.  La fiscal del caso se instaló en el parqueo de la casa donde mantuvo comunicación con el MP hasta conseguir la orden de captura. 

“Hasta que entre las 22:00 y las 22:30 horas ingresó para leerme la orden de aprehensión, que pudo haber entregado unas cinco horas antes”. 

Con información de Soy502

Advertisement
Advertisement