El juez Fredy Orellana y sus nexos con militares

Advertisement

Las dudas sobre la imparcialidad del juez Fredy Orellana Letona las planteó en 2020 el entonces jefe de la FECI Francisco Sandoval, cuando lo recusó en el caso Negociantes de la Salud. El argumento de la recusación fue una posible amistad entre el juez y Juan Ixmay, uno de los abogados que representaba a un sindicado en el citado proceso penal.

Una fotografía captada en un polígono de tiro muestran al juez séptimo Penal junto a Ixmay, mayor de infantería en situación de retiro y directivo de la Fundación contra el Terrorismo. Ixmay defendió a Pedro García Arredondo, el exjefe del comando seis de la Policía Nacional, acusado en el caso por la quema de la Embajada de España.

Entre las resoluciones polémicas de Orellana se cuenta el cierre de los casos penales contra los exdiputados Baudilio Hichos y Roberto Kestler, que se presentaron durante la época de la CICIG.

El juez Orellana fue electo para presidir la Asociación de Jueces y Magistrados de 2020 a 2022 y durante su mandato la gremial manifestó su apoyo al juez Mynor Moto, cuestionado por sus resoluciones en el caso Bufete de la Impunidad, otro de los casos de la CICIG. En septiembre de 2021, Orellana autorizó la primera de las órdenes de capturas contra Sandoval, exjefe de la FECI. 

Advertisement

El escritor estadounidense Francisco Goldman, autor de El arte del asesinato político. ¿Quién mató al obispo Gerardi? publicó ayer en su cuenta de Twitter sobre la supuesta relación amorosa entre el juez Orellana y la fiscal Cinthia Monterroso, quien está a cargo del proceso penal contra Jose Rubén Zamora y Samari Gómez. 

Con información de El Periódico

 96 total views,  1 views today

Advertisement
Advertisement