Tensión en Asia y medio oriente por la movilización de tropas rusas tras el reconocimiento de independencia de dos regiones ucranianas por parte del estado ruso.

Advertisement
Putin

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó el envío de tropas a Donetsk y Luhansk, luego de reconocer la independencia de estas dos regiones de Ucrania que desde 2014 están controladas por grupos prorrusos.

Según un decreto publicado por el Kremlin la tarde de este lunes, el mandatario autorizó al Ministerio de Defensa a movilizar fuerzas a estas zonas para cumplir con funciones de “mantenimiento de paz”.

El decreto no especifica exactamente cuál es el alcance de esta autorización, pero expertos en Ucrania y Rusia coinciden en señalar que ahora Putin podrá enviar oficialmente tropas rusas a estas regiones del este de Ucrania.

Luego de un largo discurso televisado, Putin firmó este lunes el decreto en el que otorga reconocimiento a Donetsk y Lugansk como estados independientes de Ucrania.

El Kremlin había adelantado esta medida en una declaración divulgada poco antes, en la que se indicaba que Putin había informado a los líderes de Francia y Alemania de su intención de firmar un decreto otorgando este reconocimiento.

En respuesta a ello, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que su país “no tiene miedo de nada ni de nadie” y calificó las acciones de Rusia como “una violación de la soberanía y la integridad territorial”.

“Es muy importante ver ahora quién es nuestro verdadero amigo y socio y quién seguirá intimidando a la Federación Rusa solo con palabras”, dijo Zelensky en un discurso televisado a altas horas de la noche.

Reportes desde Donetsk indican que han entrado convoyes de vehículos militares blindados en su principal ciudad.

Esta decisión de Moscú, según los analistas, agrava severamente la crisis existente entre Rusia y Occidente en torno a Ucrania, donde se teme que pueda ocurrir una guerra de grandes dimensiones.

Rusia ha desplegado más de 150.000 tropas en la fronteras con Ucrania, mientras que Estados Unidos y sus aliados europeos y de la OTAN han estado ofreciendo apoyo material y diplomático a Kiev ante lo que han calificado como una “amenaza inminente” a su integridad territorial.

Occidente teme que el reconocimiento de la independencia de Donetsk y Luhansk sirva de pretexto a Rusia para invadir ambos territorios, con la excusa de defender a la población rusófona.

Moscú ha otorgado miles de pasaportes rusos a los habitantes de ambas zonas.

En una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, todos los países participantes -excepto Rusia- hicieron un llamado a Moscú a respetar la integridad

Advertisement
 territorial de Ucrania.

El embajador de Ucrania ante el Consejo, Sergiy Kyslytsya, dijo que el mundo debe hacer frente a Rusia y aseguró que el Kremlin está empleando las mismas palabras que usó para reconocer a los separatistas de Georgia en 2008.

En su defensa, el representante ruso Vassily Nebenzia -que presidía la sesión- afirmó que hay “un pánico infundado” respecto a una invasión a territorio ucraniano y que su país “no quiere un baño de sangre” en el país vecino.

Defendió la necesidad de proteger las áreas separatistas respaldadas por Rusia de lo que llamó una “agresión” del ejército ucraniano.

“Amenaza a la seguridad de Rusia”

Putin anunció su decisión de reconocer a estos territorios rebeldes de Ucrania al final de un discurso televisado que se extendió durante casi una hora, en el cual se remontó a la creación de la Unión Soviética (URSS) para argumentar su decisión.

En su intervención, el mandatario ruso dijo que “Ucrania nunca había tenido una tradición verdadera como Estado” y que la Ucrania moderna fue “creada” por Rusia.

En ese sentido, criticó al líder fundador de la Unión Soviética, Vladimir Lenin, a quien acusó de haber colocado a Rusia en una situación desventajosa y afirmó que Moscú había sido “robado” durante la desintegración de la URSS.

El mandatario ruso cuestionó la posibilidad de que Ucrania se una a la OTAN, asegurando que de hacerlo serviría como “una amenaza directa a la seguridad de Rusia”.

“Considero necesario tomar una decisión que desde hace tiempo caía por su propio peso: reconocer de inmediato la independencia y la soberanía de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk”, dijo Putin al final de su discurso.

Información de BBC News Mundo

Advertisement
Advertisement